Michael Faraday - justo y fiel caballero de Dios, y de la ciencia

Michael Faraday por Edwin Tranter Butler

Michael Faraday puede considerarse como uno de los científicos más influyentes de la historia humana, sin embargo, su educación formal fue escasa, por no decir nula. El tercero de cuatro hermanos, hijo de una familia pobre del centro de Londres, su padre dedicado a la herrería y su madre ama de casa. A sus 13 años fue contratado como aprendiz de encuadernador, oficio que desempeñó hasta cumplidos los 21 años. Su apetito por el conocimiento era voraz, llegando a leer cuanto documento pasaba por sus manos, entre ellos los más recientes descubrimientos de lo que se conocía como electricidad y magnetismo, fenómenos que desde el año 1600 venían siendo estudiados por destacados científicos europeos. 

Corría el año de 1813 y Michael Faraday con 21 años decide que es hora de renunciar a su oficio de encuadernador y dedicarse a la ciencia. Aunque no fue un camino fácil, pudo contar con la ayuda de ciertas personas que le ayudaron en el proceso. Es célebre la historia que narra como el joven aprendiz sacó en limpio un cuaderno de apuntes con más 300 páginas, al cabo de meses de asistir a las conferencias del químico Sir Humphry Davy de la Royal Institution, el cual sorprendido por tal dedicación no tuvo más remedio que contratarlo como su ayudante. Al cabo de 12 años, en 1825 Michael Faraday pudo al fin dirigir su propio laboratorio. 

Su carrera científica está llena de grandes descubrimientos, fue uno de los fundadores del principio de la inducción electromagnética, estableció que el magnetismo podía afectar a los rayos de luz y que había una relación subyacente entre ambos fenómenos, arquitecto de la teoría clásica de campos, inventor de algo que él llamó dispositivos de rotación electromagnética, que fueron los precursores de los actuales y omnipresentes motores eléctricos, descubridor de dos leyes de la electrolisis y de numerosos compuestos químicos, tales como el benceno y los hidrocarburos policlorados. También se le considera como el introductor de los términos ánodo, cátodo, electrodo e ion. En total, fue autor de cerca de 400 publicaciones científicas.

Sin embargo, sus conocimientos matemáticos eran limitados, por lo cual no llegó a plasmar sus descubrimientos en leyes y ecuaciones. Trabajo que fue realizado en años posteriores (1865) por el físico y matemático escocés James Clerk Maxwell quien logró la formulación de la teoría clásica de la radiación electromagnética, unificando por primera vez la electricidad, el magnetismo y la luz como manifestaciones distintas de un mismo fenómeno, en lo que ampliamente se considerada como la “segunda gran unificación de la física”, siendo la primera aquella realizada por Isaac Newton.

Contrario a lo que comúnmente se piensa de un hombre de ciencia, Michael Faraday era profundamente cristiano y protestante. Durante años fue diácono en su iglesia, y también en su vejez, desempeñó el cargo de anciano. Consideraba que el estudio de la ciencia era el estudio de la obra del Creador y por lo tanto no había un libro más sagrado que la Biblia, siendo la naturaleza el reflejo de su infinita sabiduría. Su fe apelaba a los principios de la iglesia primitiva, de amor al prójimo, desapego por el dinero, servicio a la humanidad y devoción al único Dios, creador y sostenedor de todo cuanto existe.


Michael Faraday - justo y fiel caballero de Dios, y de la ciencia Michael Faraday - justo y fiel caballero de Dios, y de la ciencia Reviewed by Ecovoltios Energía on enero 16, 2018 Rating: 5

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.